Una noche cualquiera



En esas noches interminables en que llega la verdad
sin poder evitarlo pienso en ti entonces se abre la puerta del amor 
 llenas los espacios con tu presencia como si vinieras hacia mi
 el tiempo no ha hecho el milagro todavía estas en mi alma 

La ciudad esta dormida esperando la llegada del crepúsculo
no se oyen voces solo el sordo murmurar del viento
llevándose las cenizas de la ausencia por senderos olvidados
 nunca imagine que al conocerte dejaría de ser yo 
 para convertirme en catadora de tristezas



Con la tecnología de Blogger.